40 años desarrollando el talento de Txorierri y Bizkaia

40urte Comienza un nuevo curso y ha llegado el momento de celebrar. Han pasado ya cuarenta años desde que se puso en marcha la Escuela Politécnica en el Seminario de Derio y creemos que es motivo de celebración. En aquella época, hace cuarenta años, se vio que era necesario tanto para el valle del Txorierri como para la formación profesional de toda Bizkaia, una entidad innovadora que promoviera la Formación Profesional. El desarrollo industrial de aquellos años hacía que las empresas necesitaran personal cualificado y, tomando como modelo la experiencia cooperativa de Mondragón, se puso en marcha la Sociedad Cooperativa Politeknika Ikastegia Txorierri el curso 1979-1980.

Ha pasado mucho tiempo y la sociedad de Bizkaia ha cambiado mucho; la tecnología, la educación en general y la Formación Profesional en particular. Uno de los objetivos de Txorierri ha sido unirse a esta evolución y desarrollar el talento de la sociedad en la que está inserta, poniendo siempre en primera línea el desarrollo de las personas.

Sin embargo, tomando como punto de partida esta referencia, podemos afirmar que el Txorierri de aquella época y el del año 2019 son muy diferentes. El proceso de desarrollo de la escuela ha sido impresionante. Hemos pasado a seis especialidades (Fabricación Mecánica, Diseño, Robótica, Telecomunicaciones, Marketing y Medio Ambiente) de las dos especialidades iniciales. El Bachillerato también está en nuestra oferta con el punto de mira en la Universidad. Hemos pasado de diez grupos a dieciocho, con todo lo que ello supone: instalaciones, inversiones, personas, …

El Seminario se nos quedó pequeño y obsoleto y en 1993 inauguramos el nuevo edificio. Instalaciones actualizadas, laboratorios nuevos, más modernos. Y a pesar de todo, al poco tiempo tuvimos que realizar otras dos ampliaciones obligados por el desarrollo de la escuela. Hoy en día, con la irrupción de nuevas metodologías las obras suelen ser habituales durante los meses de verano.

De hecho, mucho han cambiado metodologías tanto en el Bachillerato como en la Formación Profesional. Especialmente en dos áreas: en las metodologías de aula y en la formación en empresa. La evolución de las metodologías del aula ha sido impresionante. Desde la educación memorística y funcional tradicional, hemos pasado a otro modelo en el que tomando como eje de referencia la responsabilidad del alumnado nos centramos en el desarrollo de sus competencias técnicas y personales, desarrollando su talento. Para ello estamos inmersos en el proyecto ETHAZI impulsado por la Viceconsejería de Formación Profesional del Gobierno Vasco y hemos sido pioneros en la implementación de este modelo. Los cambios vividos en la relación con las empresas han sido enormes y además de las prácticas obligatorias el desarrollo de la formación dual ha sido espectacular en los últimos años, gestionando más de 30 proyectos de formación dual anuales.

Los programas de especialización son también ejemplo de esta evolución. El desarrollo tecnológico en las empresas es tan grande y rápido que la Formación Profesional ordinaria no es capaz de dar una respuesta rápida a esas necesidades. Por ello, en este momento, participamos en dos programas de especialización en el área de troquelería y automatización avanzada. Estos programas de especialización se ofrecen en formato dual.

Los profesores y profesoras también deben estar preparados para actuar en estos temas y por ello participan en proyectos de innovación y desarrollo aparte de las sesiones formativas habituales. Además, estas formaciones especiales permiten a nuestro profesorado participar directamente en los proyectos de empresas de nuestro entorno de diferentes ámbitos: visión artificial, metrología, gestión, etc.

Todos estos programas formativos y proyectos nos dan la oportunidad de que el conocimiento adquirido pueda ser utilizado en los diferentes programas institucionales para la formación de profesionales de empresas y de personas desempleadas: Hobetuz, Lanbide. Cada año ofrecemos más de mil horas de formación en este tipo de cursos.

Como hemos dicho, nuestra sociedad está cambiando de forma espectacular y otro aspecto que ha cambiado en estos cuarenta años ha sido la presencia del euskera en la educación, en el que la evolución de Txorierri ha sido enorme desde un modelo meramente en castellano hacia un modelo plurilingüe que parte del euskara. El trabajo realizado en este ámbito del Bachillerato y la Formación Profesional ha sido de lo más reseñable.

Pero no debemos olvidar que en estos cuarenta años el mundo ha estado inmerso en un incesante proceso de globalización y que nuestros jóvenes deben estar preparados para ser protagonistas también en ese ámbito. Por eso, hace unos años creamos el Departamento Internacional para que nuestros alumnos pudieran tener experiencias internacionales. Así, participamos en numerosos proyectos Erasmus+ para que alumnado y profesorado puedan tener interesantes experiencias internacionales. Por otra parte, anualmente, gestionamos medio centenar de becas para trabajar en el extranjero.

Está claro que el desarrollo de la escuela ha sido destacable en estos cuarenta años y la gestión diaria ha sido muy importante en el cumplimiento de los objetivos. Por eso hemos utilizado desde el principio los modelos de gestión más avanzados como EFQM e ISO. En este ámbito hemos de mencionar que en el año 2005 se alcanzó la Q de Oro (Premio Vasco de Gestión) y en el pasado curso nuestra certificación en AENOR según la ISO 9001.

Por último, hay que decir que todo lo mencionado anteriormente no se podría haber logrado sin la implicación de todos los participantes en la cooperativa. En primer lugar, del personal, tanto el profesorado como el personal de administración y servicios, que han estado inmersos en el trabajo diario, centrados en el desarrollo de los objetivos marcados. Las empresas colaboradoras también merecen una mención por su contribución económica y su implicación en el desarrollo profesional de nuestro alumnado. Las instituciones públicas también merecen una mención ya que siempre las hemos encontrado dispuestas a colaborar, cada uno desde su ámbito. Y merecen especial mención los mejores embajadores de nuestro proyecto; por los más de 4.000 vizcaínos y vizcaínas que han confiado en nosotros para desarrollar sus procesos de aprendizaje. Muchas gracias a todas y todos.

Creemos que por todo ello, merece la pena celebrar este 40 aniversario, por lo que felicitamos a todos los que sois parte de este proyecto y ¡vamos a celebrarlo!

Deja un comentario